Cada día, más de la mitad de usuarios de Internet, reciben un email con phishing, y más de 8 millones de consumidores han sido victimas al introducir sus datos personales en sitios fraudulentos. El Phishing constituye uno de los mayores problemas que dañan la reputación y la imagen de marca de las entidades financieras.

Trabajamos con grandes organizaciones financieras para monitorear actividades fraudulentas y prevenir pérdidas, incluyendo nuestro pionero servicio de vigilancia ayudan en última instancia a proteger tanto la confianza del cliente como la reputación de la marca. Ofrecemos una gama servicios con asesoramiento estratégico sobre gestión de nombres de dominio y estrategias de protección de marca.

Los ataques perpetrados aumentan el nivel de sofisticación y el email es utilizado para infectar con malware, spam y otras amenazas. También son distribuidos a través de un creciente número de canales incluyendo redes sociales y apps.

Además de los ataques a las redes sociales, las entidades financieras necesitan vigilar los buscadores, sitios de apps, blogs y redes sociales para descubrir links que desvían a los consumidores a sitios fraudulentos.

Estos ataques constituyen una amenaza permanente ya que los ladrones pueden robar la identidad de los clientes, con el consiguiente perjuicio de la reputación y pérdida de confianza del cliente.

En 2015 las instituciones financieras fueron víctimas del 31% de las infracciones cometidas a través de phising

Ofrecemos una gama de servicios especializados para las necesidades del sector financiero con asesoramiento estratégico en el registro, gestión y mantenimiento de la cartera de dominios y estrategias de protección de marca y reputación online. En concreto, ayudamos a proteger su marca por medio de:

El uso no autorizado de dominios para desviar el tráfico a sitios con contenido no legítimo; las ofertas a través de phishing engañando a clientes o desviándoles a sitios fraudulentos de tercetos y los crecientes fraudes a través de apps fraudulentas, constiuyen una amenaza constante.

Nuestra solución ayuda a:

Reducir las pérdidas relacionadas con los fraudes identificando rápidamente los ataques de phising y malwate que ocasionan perjuicios a los usuarios a través de los navegadores 

Mantener la confianza de los clientes en las transacciones online mediante unas medidas extremas de seguridad contra los ataques fraudulentos

Mantener la reputacion de la marca

Asegurar la experiencia del cliente con medidas de vigilancia y cumplimiento de las politicas de la empresa

Establecer y proteger el negocio online con una politica de gestion de dominios.

Solicite información de nuestros servicios:

  1. Gestión de cartera de dominios
  2. Servicios de compraventa y recuperación de dominios
  3. Servicios de vigilancia de dominios
  4. Servicios de protección de marca online
  5. Servicios de seguridad    
  6. Reputación online